¿Has oído alguna vez hablar del síndrome del ratón? ¿Y del síndrome del túnel carpiano?

Esta lesión es muy común en personas que trabajan con ordenadores, ya que la postura en la que mantenemos la mano del ratón del ordenador no es nada beneficiosa.
El síndrome de túnel carpiano es una lesión en la que se comprime el nervio mediano a la altura de la muñeca. Sus principales síntomas son calambres y hormigueos en la mano y dedos, pudiendo llegar a dolor todo el miembro superior. Este problema supone un 46% de las bajas laborales en Europa y pueden evitarse corrigiendo ciertas posturas y eligiendo bien el modelo de ratón.

Uso correcto del ratón

Tu fisioterapeuta puede ayudarte a detectar la gravedad de la lesión y tratarla en sus estados leve y moderado. Si no se previene o no se trata al poco de comenzar con los síntomas, el problema puede agravarse, llegando a necesitar cirugía.
El tratamiento de un grado leve o moderado se realiza mediante masajes para la musculatura afectada, drenaje linfático para la inflamación, movilización de las articulaciones y los nervios y electroterapia. En cambio, si la lesión es grave, se realiza cirugía y se recomienda un comienzo temprano de la rehabilitación tras ella.