Se acercan las Navidades y está claro que en estas fechas vamos a comer más de la cuenta, una utopía sería pensar lo contrario, con periodo vacacional o sin él, y aún viviendo una navidad diferente este año, los supermercados se siguen llenando de polvorones, turrones, mantecados…y pese a las restricciones, en ocasiones nos enfrentaremos a compromisos y situaciones que no podremos evitar.

Así que para no terminar el año con más kilos que Papa Noel ¡Aquí van 7 consejos nutricionales muy Navideños!

1. ¡No te sientes a la mesa con un hambre excesiva! 

Anticípate y realiza alguna comida previa que sea saludable y te sacie como pueden ser frutos secos, frutas, lácteos enteros acompañado de lo anterior…llegarás con menos hambre y tomarás mejores decisiones a la hora de escoger el que comer o que aperitivos tomar.

2. ¡Cuidado con los aperitivos! 

Tanto si los preparas como si no, intenta escoger aquellos menos calóricos, opta por preparar aperitivos más saludables compuestos por materias primas de calidad, como pueden ser frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pescados o mariscos. Te dejo algunas ideas:

Humus con verduras para untar (zanahoria, apio, etc…), salmón ahumado en tostas de pan integral, pulpo o marisco cocido con aceite de oliva y pimentón.

3. Intenta que el primer plato sean alimentos vegetales

Ensaladas, verduras a la plancha, cocidas o salteadas, pasta, legumbres, hay muchas opciones.

4. ¡Cuidado con el tamaño de la ración!

Sería una utopía pensar que el segundo plato va a ser el más saludable del mundo, por eso vamos a tener cuidado con el tamaño de la ración y más cuidado aún si comemos en casa de familiares o “allegados” donde la ley del plato limpio es de obligado cumplimiento.

5. No pasa nada por decir… ¡NO TENGO MAS HAMBRE!

Durante el año es habitual que consumamos un plato o dos platos, pero llega la navidad y al primer plato y segundo plato se le suman los aperitivos, un tercer plato y hasta postre, excesos a los que muchas veces no estamos acostumbrados, por eso en cuanto notemos que no tenemos más hambre, debemos de parar y no forzar más “la maquina” para evitar un ese exceso calórico.

6. ¡MUEVETE!

Sigue haciendo deporte, si lo has estado haciendo durante todo el año ¿Por qué vas a parar ahora? ¿Por qué no volver mejor que antes? Si además disfrutas de vacaciones o más días libres, aprovecha para empezar a crear hábitos nuevos.

7. ¡EVITA EL ALCOHOL!

NINGUNA cantidad de alcohol es recomendable, ni tiene efectos beneficiosos para la salud, ya provenga del vino, de la cerveza o del cáliz sagrado de la última cena…lo que sí sabemos es que el alcohol es responsable directo de más de 200 enfermedades y de 3,3 millones de muertos al año.

Por tu salud, pero sobre todo porque os queremos a todos aquí el año que viene, Si has decidido beber ¡Por favor no cojas el coche!

 

En colaboración con Héctor Herrero
Nutricionista en Clínica Juno
H2E Nutrition